domingo, 9 de noviembre de 2008

LA POLINESIA FRANCESA: BORA BORA











La Polinesia Francesa es una Colectividad de Ultramar Francesa que se encuentra al sur del Oceano Pacífico. Está compuesto por varios grupos de islas polinesias, siendo Tahití, en las Islas de la Sociedad, la más famosa y poblada de ellas. La población total era de 245.405 habitantes.


La capital, Papeete, se localiza en esta isla y contaba con 127.635 habitantes.En ella tenemos El Marché Papeete ("Mercado municipal") es un famoso punto de referencia en Tahití. El mercado se venden aceites, artesanías y diversos artículos de recuerdo. entre otras.

También se encuentran entre las islas y atolones principales destacan Bora Bora, Hiva’Oa, Huahine, Maiao, Maupiti, Mehetia, Moorea, Nuku Hiva, Raiatea, Tahaa, Tetiaroa, Tubuai y Tupai.

Para hacer turismo podemos destacar la capital y bora bora.Dentro de la capital formada por una población total de 127.635 habitantes en el censo podemos destacar:

.

Puerto de Papeete, Palacio presidencial entre otros.


Las islas de la Polinesia Francesa suman un total de 4.167 km² -de los que 3.265 corresponden a islas habitadas- y se encuentran esparcidas sobre 2.500.000 km² de océano. Está compuesta por varios grupos de islas de origen volcánico o coralino, siendo la más grande Tahití.

Los grupos de islas son: Islas Australes, Islas Bass, Islas Gambier, Islas Marquesas, Islas de la Sociedad, Archipiélago Tuamotu. Entre las islas y atolones principales destacan Bora Bora, Hiva’Oa, Huahine, Maiao, Maupiti, Mehetia, Moorea, Nuku Hiva, Raiatea, Tahaa, Tetiaroa, Tubuai y Tupai.

La economía de la Polinesia Francesa depende de los insumos importados, turismo. Existen instalaciones turísticas bien desarrolladas y disponibles en las principales islas.




BORA BORA


Bora Bora es un atolón en la Polinesia Francesa. Está ubicada al noroeste de Tahití a unos 260 km al noroeste de Papetee.Tiene una extensión de 259 kilómetros cuadrados. Formado por un volcán extinto; rodeado por una laguna separada del mar por un arrecife. El punto más alto es el monte Otemanu que mide unos 727 metros.




Bora Bora es uno de los destinos más exóticos del mundo.

Como curiosidad podemos decir que los hoteles de lujo llenan la laguna de Bora Bora, uno de los ecosistemas marinos más increíbles. Lo que fue hace tiempo una laguna virgen, a día de hoy es un lugar repleto de cabañas sobre el agua, que pertenecen a hoteles. Aunque son espectaculares y atraen numerosos visitantes, el gobierno local ha anunciado que, por el momento, no se permitirá la construcción de más hoteles en los Motus.


La isla esta compuesta por 7.250 habitantes y está rodeada de Motus(pequeños islotes que suelen ser alargados y tienen una anchura y vegetación).Podemos destacar en la Polinesia un motus espectacular llamado: Motu Tapu. Desde estos motus hay servicios de transporte y desde ahí van con lanchas de los hoteles a las isla principal.

Destacamos en los hoteles se sirve todo tipo de cocina internacional, aunque la comida reina de estas tierras es el pescado y los mariscos, principalmente, la langosta. Recomendamos la sopa de pahua o los brochettes agridulces de mahi mahi. Un plato muy típico es la tamaaraa, (carne y pescado envueltos en hojas de plátano y cocinados sobre piedras calientes) Las frutas, sobre todo son el ananá y el coco, base de exquisitos postres y bebidas.

Todas las imágenes han sido extraídas de wikicommons

1 comentario:

Álex dijo...

Yo tengo la suerte de haber estado en Bora-Bora, y la verdad es que es una pasada. A pesar de ser julio no había mucha gente, y podías bañarte a una temperatura perfecta, rodeado de un paisaje paradisíaco, sin nadie a la vista.

Una pasada, lo único malo es que lo que parecen playas de fina arena blanca son pequeñas calas donde no se puede andar descalzo debido a los afilados restos de coral que la forman... pero bueno, quién necesita playa cuando el agua tan increíble.

Ah, y muy recomendable pillar un guía y bucear en zonas de corales, con tiburones (inofensivos), peces raya, peces globo y demás especies extrañas que habitan por ahí.

Y ya que los hoteles esos son carísimos, es más recomendable alojarse en una modesta casita de alquiler o algún bungalow. Me pareció el colmo del derroche que hubiera cabañitas de éstas que se adentran en el mar con piscina propia... ¿para qué? XD

National Geographic Photos